lunes, 3 de junio de 2013

Y Diciendo...

Y diciendo: arrepentíos, porque el Reino de los cielos se ha acercado. (Mateo 3:2)

Qué es arrepentimiento?

Arrepentimiento se entiende como un cambio de mente, un cambio de dirección, un cambio de la intención de querer pecar a no querer hacerlo; esto da como resultado un cambio en la acción. Involucrar la decisión de hacer un cambio en la conducta y/o actitud acerca de algo. En la Biblia, arrepentimiento significa volverse del pecado con un deseo sincero de cambiar y no pecar de nuevo.

Vemos que desde el comienzo de la Palabra, Dios invitaba al pueblo al arrepentimiento una y otra vez a que cambiaran, a que se convirtieran de sus malos caminos que volvieran a Él, pero al no hacerlo enviaba castigo a su pueblo y así los obligaba a reaccionar y hacer algo por un tiempo se mantenían de la mano de Dios pero volvían y caían, todo esto sucedía en el Antiguo Testamento; Dios en su infinita misericordia decide enviarnos a su Hijo Amado JESÚS DE NAZARET, Él representaba LA GRACIA, LAS BUENAS NUEVAS  pero para obtener LA GRACIA había que ARREPENTIRSE  y cambiar de manera de pensar y así llegar a un cambio de conducta causado por un verdadero arrepentimiento tal vez acompañado  con algo e dolor por lo malo que se había hecho y con el deseo de no volver a hacerlo.

Y como en el Antiguo Testamento  en 2 de Crónicas 7:14 Dios le daba un argumento a su pueblo para que se arrepintieran y era que sanaría su Tierra; hoy el argumento es:

“POR QUE EL REINO DE LOS CIELOS SE HA ACERCADO”

Es un Reino del que CRISTO es Soberano, es un lugar donde Reina Dios, donde su voluntad es respetada e implantada, aunque este Reino es invisible  porque no es de este mundo, es Real y está al alcance de Todos aquellos que se ARREPIENTEN y CREEN en el Evangelio de CRISTO.


El tiempo se ha cumplido, y el Reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el Evangelio. (Marcos 1:15)

domingo, 26 de mayo de 2013

ACTUALIZACIÓN 4ta semana de MAYO!

Hola a todos nuestros visitantes, Bienvenidos sean, desde mañana y todos los lunes  encuentra actualizaciones en todas nuestras temáticas, Mensaje inicial (PAGINA INICIO), nuevos testimonios, discipulados, píldoras, etc. Con el pasar de las semanas te sorprenderemos con mas actualizaciones, nuevos contenidos, citas bíblicas y devocionales diarios y mucho más, te invitamos a leer y comentar todos nuestros artículos empezando por el que encontraras abajo de  este comunicado.

DISFRUTA Y APRENDE!  BENDICIONES...hasta la próxima...

EL REINO DE LOS CIELOS EN LA TIERRA


 Encontramos la palabra Reino de los Cielos 31 veces en la Biblia y la palabra Reino 138 veces en la misma.

Ahora bien que significa la palabra Reino: en griego se traduce como Basileia y nos habla del “Poder”, “Dominio”, “Control”, “Posesión”, “Derecho”, “Fuerza”, “Reinado”, “Autoridad Real”, “Realeza”, “Dignidad Real”, y desde luego de un Reino.
Este concepto tiene que ver con lo que es propio de un rey, y a la vez  con la realeza y con la función de un rey.  Un Reino sería el territorio sumiso a la autoridad de un rey.

Y quien es nuestro Rey y Señor: JESUS DE NAZARET porque escrito está:

Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. (Apocalipsis 19:16)

Esto quiere decir que si Él es REY yo también soy rey, que si Él es Señor yo también soy señor.

El Reino de los Cielos es el lugar donde reina Dios, donde su voluntad es respetada e implantada. Aunque este reino es invisible ¡es real porque lo vemos y lo sentimos!, es el dominio Real de Dios en la vida interior y exterior del ser humano logrado a través de la vida, la muerte y la resurrección de JESÚS DE NAZARET.

 Que es el Reino de Dios según la palabra:

Porque el Reino de Dios no es comida ni bebida, sino Justicia, Paz y Gozó en el Espíritu Santo. (Romanos 14: 17)

La Iglesia está llamada a establecer el Reino de Dios en la Tierra, a ser reyes y sacerdotes de Cristo, a ejercer autoridad y dominio sobre todo las cosas y a establecer justicia, paz y gozó, como lo hizo JESÚS DE NAZARET.

Porque el Reino de Dios consiste en:

El Espíritu del Señor esta sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar  los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predica el año agradable del Señor. Lucas 4:18

El Reino lo poseemos por la Fe, lo buscamos y lo recibimos como niños.
Y se establece en nosotros reconociendo quien es nuestro Rey  y Señor, al arrepentirnos de nuestros pecados por la fe en Cristo.
El Reino de Dios se hace más fuerte y más real en la medida que vamos creciendo en CRISTO.

Lo hayamos en todo lugar en donde la autoridad de Dios es aceptada en los corazones de los hombres, en el orden de cada grupo familiar, en empresas, en la iglesia, etc. Es así como los testimonios demuestran como se implantan el reino de los cielos en la tierra)

Oración de fe…… (Primer articulo publicado “SER SALVO” http://estableciendo.blogspot.com/2013/05/ser-salvo.html)


Si haz hecho esta oración han creído ustedes en CRISTO, nacieron de nuevo, Él es su Rey, entonces pertenecen al Reino de Dios. FELICIDADES!

lunes, 6 de mayo de 2013

EL REY TOCO A LA PUERTA

"He aquí que yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la puerta, entrare a él, y cenare con él, y el conmigo" (Apocalipsis 3:20)

Cuantas veces ha tocado JESÚS a nuestra puerta y ni siquiera nos hemos dado cuenta,  o alguna vez nos fue llevando hasta que nos ubica detrás de la puerta y el golpea y nosotros abrimos sin saber siquiera que es lo que hacemos, pero algo dentro de nosotros nos dice: abre!

Y lo hacemos, y sin darnos cuenta nos vemos involucrado en una batalla en los cielos, por nuestra alma; JESÚS otorgándonos el regalo mas preciado, nuestra salvación. y el enemigo tratando de atarnos de manos para que no la recibamos, pese a todo JESÚS vence y recibimos la salvación; sin embargo, continua la batalla en los cielos por nuestra alma y aunque hicimos la oración de fe que nos da acceso al regalo, nuestra vida toma un curso, para algunos diferente y vemos como todo cambia y no necesariamente para bien, pues nunca se nos advierte que esto sucederá y que debemos resistir, mantenernos firmes, pues estamos en una guerra que se librara a través de diferentes batallas, las cuales iremos ganando, tal vez fácilmente, otras con esfuerzo, dolor o sacrificio, en la mayoría de las ocasiones sin entender nada.

La salvación la vamos afirmando en nuestras vidas, por medio de diferentes procesos, para  algunos largos, para otros cortos llenos de preguntas sin respuestas, anhelando las bendiciones de la salvación, libertad, salud y prosperidad; pues se nos enseña que una vez recibamos al Señor en nuestro corazón tendremos derecho a estas bendiciones, pero nos omiten el hecho que hay que pagar precio y mientras tanto nos cuestionamos: "porque no tengo que comer", "porque no tengo calzado", "porque no tengo trabajo"... 

La Palabra nos dice que el pueblo se ha perdido por falta de conocimiento, si! por falta de conocimiento, pues no entendemos que la palabra de Dios que nos dice: 

"Si confesares con tu boca que JESÚS es el Señor, y creyeres en tu corazón que DIOS lo levanto de los muertos serás SALVO" (Romanos 10:9)

...Hasta este momento ya obtuvimos la salvación; ahora bien, debemos tener presente que con el regalo de la salvación vienen las bendiciones, ¿como recibirlas? La palabra nos dice:

"Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren
mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos,
y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra." (2da cronicas 7:14)

Teniendo en cuenta el anterior versículo debemos arrepentirnos y confesar  todo aquello que hicimos en nuestras vidas que trajo como consecuencia el hambre, la falta de calzado, la falta de trabajo... De esta manera nuestra vida estará lista para que Dios derrame sobre nosotros sus bendiciones y obtengamos victoria, aunque no termina la guerra, esta batalla se habrá ganado, porque con Dios somos mas que vencedores y JEHOVA nunca ha perdido una batalla, pues Él va delante de nosotros como poderoso gigante para abrir camino donde no lo hay, acampa a tu alrededor y te protege, pues es tu roca, tu castillo y en el dia malo puedes refugiarte en su tabernáculo y nadie podrá tocar ni uno solo de nuestros cabellos pues has vuelto en amistad con Él y tendrás paz y por ello te vendrá bien.

"Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio." (2da Timoteo 1:7)


domingo, 5 de mayo de 2013

SER SALVO

Si un niño cae en un precipicio, su padre, seguramente hará todo lo posible por sacarlo. si el niño es secuestrado, su padre pagara cualquier suma de dinero por rescatarlo, si esta enfermo, contratara al mejor medico para que lo sane. 

De la misma manera Dios Padre, lo hace por nosotros, pues Él había perdido a sus hijos que cayeron en el abismo del pecado, raptados por satanás  quedando enfermos de pecado, y es aquí donde Dios como Padre toma las medidas para salvar a sus hijos y la medida que elige es nada menos que la Sangre Preciosa de su Hijo Jesús de Nazareth, así el plan de salvar al hombre, se presenta como un plan de amor, éste consistía en que Dios daba a su hijo  por amor al hombre y el hijo venia a buscar lo que se había perdido entregando su vida como precio por el rescate  del  pecador.

La voluntad de Dios para un no creyente es que sea salvo y que se refleje completamente en su ser, destruyendo todas las obras del diablo en su vida, a través del perdón, liberación  sanidad y plenitud, es esto lo que significa la salvación (estar completo). 

Jesús hizo una obra completa en la cruz y está terminada. no hay nada que podamos agregar (ni siquiera nuestra aplicación de conocimiento). Sin embargo, debemos apropiarnos de la obra terminada en la cruz en nuestras vidas, sometiéndonos a Dios a través de permanecer en Cristo por la fe, obediencia, confesión (oración), arrepentimiento y perdón.

En la enfermedad del pecado, solo hay un medico que puede salvarnos "y en ningún otro hay salvación.


"porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hecho 4:12).

Ningún tesoro del mundo podrá pagar el don inefable de la salvación  por eso Dios nos la concede gratuitamente. 


"En el cual tenemos redención en su Sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia" (Efesios 1:7)
"Porque por gracia sois salvos por la fe, y esto no de vosotros, pues es don de Dios" (Efesios 2:8).

La salvación es por la fe en Jesús, el pecador, por lo tanto, debe creer que Jesús es su Salvador y aceptarlo como tal. Jesús invita a todos y quien cree en Él será salvo y así el espantoso drama del pecado llegara a su fin, consumiéndose definitivamente  el mal y no quedara raíz ni rama del pecado, la tierra sera purificada y todas las cosas serán renovadas, la maldición y el pecado no tendrán mas lugar en nosotros.

Solamente Cristo es el mediador y el camino de salvación.



ORACIÓN DE FE
Señor Jesús, reconozco que soy pecador,
te pido perdón por todos mis pecados,
te acepto y te reconozco como
mi único y suficiente salvador personal;
Te pido que escribas mi nombre en el libro de la vida
y no lo borres nunca,
Ayúdame a obedecerte, a servirte
y a serte fiel.